Efemérides del 29/05 (ver completo)
1810 "Día del Ejército"

Malvinas

Introduccion

El conflicto por las Islas Malvinas ha tenido una serie de características que le dan un perfil particular:

  • Es la primera batalla aeronaval desde la Segunda Guerra Mundial.
  • Constituye la primera batalla entre dos naciones occidentales desde la Segunda Guerra Mundial.
  • Es, para la República Argentina, la primera guerra del siglo XX

Lecciones para la Sanidad Militar

El hombre ha querido, desde siempre, analizar los propios errores para tratar de no reincidir en ellos. La disciplina de la guerra en general y la de la Sanidad Militar en particular, se han nutrido a través de la historia de este principio básico. Esas experiencias constituyen un largo camino que permitió aprender numerosas lecciones. Las lecciones son trabajos que desde el punto de vista científico aprovechan la experiencia vivida, con el objeto de sacar conclusiones que permitan reafirmar las conductas correctas y corregir las que no han rendido frutos. Esta conducta es muy antigua y viene desde antes de Cristo. En materia de Sanidad Militar las primeras lecciones claras provienen desde las campañas de los Ejércitos Napoleónicos.

Fue el Barón Larrey, cirujano jefe de la Grande Armeé, quien se ocupó de difundir estos progresos en medicina militar, obtenidos en las campañas napoleónicas, desde las ambulancias livianas, la reunión de los heridos para el tratamiento, la clasificación, hasta sus puntos de vista sobre la infección, las quemaduras y la detención de la hemorragia. Desde entonces los beligerantes han tratado de sacar provecho de sus experiencias en Sanidad Militar durante los conflictos bélicos, y es mucho lo publicado en la materia proveniente de las Primera y Segunda Guerras Mundiales, Corea, Vietnam y Yom-Kippur, lo que ha permitido alcanzar el grado de progreso que tenemos actualmente.

Es un hecho conocido que: "la experiencia cuesta cara y llega tarde", pero el no aprovecharla sería un gran pecado de sentido común. La batalla por las Malvinas ha sido la única experiencia en guerra convencional con armas modernas que ha tenido nuestro país, es por ello que consideramos de sumo interés recopilar todos los datos posibles acerca de lo sucedido y realizar su análisis y colaboración con el objeto de obtener conclusiones. En este contexto, desde el año 1982 nos hemos ocupado de efectuar un análisis científico de lo actuado por la Sanidad Militar durante la guerra por la recuperación de las Malvinas, con el único propósito de obtener lecciones de la guerra a los efectos de poder mejorar las conductas en eventuales conflictos futuros.

Características geográficas y ambientales del teatro de operaciones del atlántico sur (TOAS)

 Ubicación Geográfica

Las Islas Malvinas forman un archipiélago de alrededor de 200 islas e islotes entre los que sobresalen dos islas principales la Isla Soledad al oriente y la Isla Gran Malvina al occidente, separadas por el Canal de San Carlos. Les corresponde a ambas el 90% de la superficie total del archipiélago. La Gran Malvina tiene 4.352 km2 y la Soledad 6.308 km2. La superficie total del archipiélago es de 11.718 Km2. Este archipiélago esta situado entre los paralelos 50°58' y 52°56' de latitud Sur y los meridianos 57°42' y 61°26' de longitud Oeste de Greenwich. El paralelo de 51°33' que pasa por Río Gallegos y el meridiano de 58°33' que pasa por la ciudad de Buenos Aires se interceptan en la Isla Soledad.

Todo el archipiélago constituye una emergencia de la plataforma continental argentina, situado a 600 Km. del punto continental más cercano, Río Gallegos.

Terreno

La geología es similar a la patagónica continental, con terrenos cristalinos y otros sedimentarios. El suelo está constituido por roca, turba y barro, con predominio de estos dos últimos, que tienen escasa consistencia y están impregnados permanentemente de agua, lo que los hace de difícil transitabilidad en vehículos a rueda o a pie. El terreno es ondulado, salpicado de serranías rocosas que no sobrepasan los 600 metros de altura. Solo existen dos cortos trechos de caminos pavimentados en las cercanías de Puerto Argentino. En el resto de las islas no hay más que escasas huellas o sendas transitables cuando existen buenas condiciones meteorológicas. Existen numerosos cursos de agua, pantanos y lagunas, la mayoría vadeables a pie.La vegetación es de tipo esteparia. Existen escasas posibilidades de cubiertas naturales y los pocos árboles existentes son consecuencia de forestación artificial. La disciplina de la guerra en general y la de la Sanidad Militar en particular, se han nutrido a través de la historia de este principio básico. Esas experiencias constituyen un largo camino que permitió aprender numerosas lecciones. Las costas son dentadas con innumerables entradas, bahías, ensenadas, puertos naturales y acantilados que se extienden por más de 4.000 Km, y que presentan buenas profundidades para su acceso marítimo y facilidad para acciones de desembarco.

Emplazamientos poblacionales

La capital, Puerto Argentino, se encuentra emplazada en el extremo oriental de la Isla Soledad, sobre un ancladero natural importante. Existen además tres puntos poblacionales de menor importancia: Fox y Howard en la Isla Gran Malvina, sobre la costa del Estrecho San Carlos, y Darwin en el centro de la Isla Soledad, a unos 60 Km. de Puerto Argentino.

En 1982 la población total de las islas era de 2.200 personas, la inmensa mayoría con residencia en Puerto Argentino. A 8 Km. al este de Puerto Argentino existía en 1982 un aeropuerto con pista de cemento de 1.200 m de longitud por 45 m de ancho. Existían, asimismo, otras 14 pistas de tierra en distintos puntos de las islas.

El clima

La duración del día en el período de las operaciones militares alcanza a sólo 8 y media, mientras que la noche ocupa los dos tercios restantes. La visibilidad terrestre y aérea disminuye sensiblemente por la niebla que se registra con asiduidad, la densidad de la nubosidad y las precipitaciones. Las condiciones meteorológicas se caracterizan por lluvias y lloviznas frecuentes que alcanzan los 600 Mm. anuales (Tabla II), temperaturas bajas, con una media en invierno de 2,5°C y en verano de: 9,8°C (Tabla I), heladas, nieve, granizo, escarcha nocturna, vientos casi permanentes de hasta 130 km/hora (Tabla III) y un elevado porcentaje de humedad superior al 80 % (Tabla II). Existen frecuentes cambios meteorológicos. Rara vez la máxima pasa de 20°C y la mínima de 1 l °C bajo cero. En el mes de junio de 1982 la media máxima no superó los 8°C y la mínima no bajó de 6°C bajo cero. El clima es decididamente ventoso (Talla III), la calma es excepcional y el viento frío provoca sensaciones térmicas inferiores en unos 10°C a la marca registrada.

  Abril Mayo Junio
Temperatura media diaria máxima 9 7 5
Temperatura media diaria mínima 3 2 0
Temperatura media mensual máxima 14 11 8
Temperatura media mensual máxima -2 -3 -6
Presión media 1004 1004 1005

Tabla I: Temperatura y presión atmosférica en la Islas Malvinas, para los meses que duraron las operaciones (Tomado del Informe Oficial del Ejército Argentino)

  Abril Mayo Junio
Humedad relativa media % 08:00 Hs 84 88 89
Humedad relativa media % 14:00 Hs 75 82 84
Precipitación media en mm 57 64 54
Días con 0,3 mm o más 12 14 12

Tabla II: Humedad y precipitaciones en la Islas Malvinas, para los meses que duraron las operaciones (Tomado del Informe Oficial del Ejército Argentino)

Influencia de las características geográficas sobre las operaciones militares

Las características insulares

El mar fue un serio obstáculo para el apoyo desde el continente a las tropas terrestres asentadas en Malvinas, debido a que la distancia solo podía ser superada por medios navales y aéreos de envergadura.

El terreno

El terreno blando y anegadizo, sumado a la casi inexistencia de caminos hace que el suelo se comporte como un obstáculo muy importante para la movilidad. El rendimiento para el desplazamiento a pie a campo traviesa es muy escaso: 1 a 2 km/hora durante el día. Las características físicas del terreno hacían que las excavaciones para construir los pozos de zorro estuvieran permanentemente inundadas.

La meteorología

Influyó negativamente sobre el estado físico y psíquico del personal. El vestuario no podía secarse nunca. Los pies permanecían húmedos siempre. La poca visibilidad dificultaba la observación, la baja temperatura dificultaba la puesta en marcha de los vehículos y la humedad alteraba los equipos de comunicaciones.

Descripción general del conflicto

Durante el Conflicto por las Malvinas se pueden considerar dos periodos en el empleo de las armas de guerra:

Un primer periodo, a partir del 1 de mayo, en que se empleó casi exclusivamente bombardeo, conducentes a acciones de perturbación, hostigamiento y desgaste, con superioridad aérea y naval inglesa, debido a su capacidad técnica y táctica de los medios de dirección de fuegos y la tecnificación y efectividad de los elementos de adquisición de blancos, por lo que se bombardeó intensa y periódicamente las posiciones argentina;

Un segundo periodo de asalto final, a partir del 27 de mayo (combate de Darwin) y luego desde el 11 de junio (combate de Puerto Argentino), en que hubo fuegos masivos y precisos, aéreos, navales y de artillería de campaña que saturaron las posiciones argentinas, complementando la acción de los fuegos de infantería. El fuego de infantería inglés se produjo con misiles MILAN, granadas de mano de fósforo blanco, lanzacohetes, morteros y armas automáticas (fusil SLR de 7,62 mm y ametralladora GPMG de 7,62 mm)

Doctrina de Sanidad en el Ejército Argentino

La Doctrina de Sanidad vigente en el año 1982 fue publicada en el año 1966 (RC-42-1 Conducción del Servicio de Sanidad en el Teatro de Operaciones). En esa publicación están establecidas las bases doctrinarias para la conducción del Servicio de Sanidad en todos los niveles de las Fuerzas Terrestres del Teatro de Operaciones, y en ella se precisan la misión, organización, capacidades, limitaciones, operaciones y relaciones del Servicio de Sanidad de los distintos escalones de comando en diversas situaciones tácticas. El Servicio de Sanidad es un elemento de los Servicios para Apoyo de Combate del Ejército cuya responsabilidad primaria es el mantenimiento de la aptitud combativa de las tropas por medio del cuidado de la salud.

Las funciones del Servicio de Sanidad

  • Ejecución de la medicina preventiva
  • Abastecimiento de sanidad
  • Atención de los pacientes
  • Mantenimiento de sanidad
  • Hospitalización
  • Apoyo de registro necrológico
  • Evacuación de enfermos y heridos
  • Inteligencia de sanidad

El Ejército Argentino en el Teatro de Operaciones está organizado en cuatro escalones de comando principales en la Zona de Combate: Unidad, Brigada, Cuerpo de Ejército y Ejército, cada una de las cuales debe ser apoyada por el Servicio de Sanidad. A nivel Unidad con una Sección de Sanidad constituida por un Pelotón Comando (5 hombres), un Grupo Instalaciones (10 hombres), un Grupo Evacuaciones (10 camilleros), un Grupo Enfermeros de Sanidad (10 enfermeros), y un Pelotón de Registro Necrológico (10 hombres). Esta sección cuenta con un oficial médico e instala y opera un Puesto de Socorro. A nivel Brigada el apoyo de sanidad está dado por la Compañía de Sanidad del Batallón Logístico, que está constituida por un grupo comando, una sección evacuaciones, una sección instalaciones, un grupo de abastecimiento y mantenimiento y un grupo de registro necrológico. Esta Compañía de Sanidad cuenta con 6 médicos, 1 odontólogo, 1 bioquímico y 1 farmacéutico, e instala y opera dos Puestos de Socorro. A nivel de Cuerpo de Ejército es apoyo de Sanidad se efectúa mediante los Hospitales Quirúrgicos Móviles y los Hospitales de Evacuación. A nivel de la Zona de Comunicaciones el apoyo es brindado por los Hospitales Generales y Hospitales de Alojamiento.

Hospital militar de Puerto Argentino

Luego de finalizada y consolidada la recuperación de las Islas, el Comandante Terrestre contaba con 4.000 efectivos y no disponía de atención médica hospitalaria. Por lo que el día 5 de abril le ordena al Director del Hospital Militar Comodoro Rivadavia trasladar todo el personal militar y el material transportable a las Islas a los efectos de organizar un hospital en Puerto Argentino. El Hospital Militar Comodoro Rivadavia, de 30 camas y con capacidad quirúrgica, está ubicado en la localidad homónima del territorio continental, a 1.000 kilómetros de las Islas. Es un hospital de guarnición que depende orgánicamente de la Brigada del Ejército que operó la toma de las islas. Desde el punto de vista doctrinario, este Hospital, que constituyó la instalación de sanidad más importante de la Zona de Combate, el Hospital Militar de Puerto Argentino, no estaba organizado como alguna de las instalaciones orgánicas de Sanidad, en consecuencia, un elemento exclusivamente de guarnición se transformó en una instalación de sanidad de campaña improvisada. Este hospital se ubicó a partir del 10 de abril en un edificio de la ciudad de Puerto Argentino (Port Stanley), que había sido construido para un hotel y que no fue habilitado por defectos en su estructura edilicia. Con posterioridad fue reforzado con personal de sanidad y material del Ejército y de las otras dos Fuerzas Armadas. Al 3 de junio el hospital contaba con 122 efectivos, de los cuales 45 eran médicos, 4 bioquímicos, 2 farmacéuticos, 26 enfermeros, y 25 soldados. El hospital contaba con capacidad de radiología simple, laboratorio,6 mesas de operaciones, 6 camas de cuidados intensivos, 5 camillas de reanimación y clasificación de heridos y capacidad de internación general para 70 pacientes, que fue llevada a 146 mediante el agregado de una tienda de campaña y la ocupación de una casa particular adyacente de dos plantas. Luego de finalizada y consolidada la recuperación de las Islas, el Comandante Terrestre contaba con 4.000 efectivos y no disponía de atención médica hospitalaria. Por lo que el día 5 de abril le ordena al Director del Hospital Militar Comodoro Rivadavia trasladar todo el personal militar y el material transportable a las Islas a los efectos de organizar un hospital en Puerto Argentino. Este hospital asistió a todo el personal destacado en las islas hasta el 21 de mayo, fecha del desembarco inglés en San Carlos, que cortó la líneas de evacuación desde la isla Gran Malvina

  EA FAA ARA Total %
Médicos 28 10 7 45 84.9
Bioquímicos 2 1 1 4 7.5
Odontólogos 1 1 - 2 3.8
Farmaceúticos 2 - - 2 3.8
TOTAL 33 12 8 53 100

Tabla III: Personal universitario del Hospital Militar de Puerto Argentino

Puesto de socorro de la Compañia de Sanidad 3

La Compañía de Sanidad 3, perteneciente a la 3ra Brigada de Infantería, instaló y operó un Puesto Principal de Socorro muy reducido en Howard, localidad ubicada en la Isla GranMalvina, a orillas del Estrecho de San Carlos. Este elemento orgánico de sanidad se ubicó en una construcción precaria y contó con 11 efectivos, de los cuales 4 eran médicos, 1 bioquímico, y 1 odontólogo. Disponía de una muy limitada capacidad quirúrgica y escasas vacantes para internación, 30 camillas en un gimnasio cubierto. Este Puesto Principal de Socorro asistió al personal en la Isla Gran Malvina. Desde el 21 de mayo quedó aislado de la Isla Soledad y del continente, sin posibilidades de evacuación ni abastecimiento. En bahía Fox, caserío ubicado también en la Isla Gran Malvina a orillas del estrecho de San Carlos y al sur de Puerto Howard, se instaló un Puesto de Socorro. Contaba con 3 médicos, 1 odontólogo, 2 enfermeros y 3 soldados. Poseía 30 camillas de internación ubicadas en 20 casas y no tenía capacidad quirúrgica.

Puestos de socorro de las Unidades desplegadas en la Isla Soledad

Cada una de las Unidades desplegadas en la Isla Soledad instaló un Puesto de Socorro, los que estaban ubicados, por imposición de la geografía, lejos del frente y cerca de Puerto Argentino.

Los buques hospitales

A partir del 1 de junio se pudo disponer en la Zona de Combate de 2 Buques Hospitales denunciados e identificados según las normas de la Convención de Ginebra del 12 de agosto de 1949. Los Buques de la Armada "Bahía Paraíso" y "Almirante Irízar" fueron adaptados a tal fin. Se presentaron numerosas dificultades y dudas con el montaje y organización de estos beques, ya que la Armada Argentina no tenía experiencia anterior en buques hospitales. El buque que desempeñó el papel más importante en la evacuación desde las islas al Continente fue el ARA "Bahía Paraíso", el buque más nuevo con que contaba la Armada en ese momento, producido por la industria Argentina. En la adaptación del "Bahía Paraíso" se lograron facilidades para 250 Camas de internación, cirugía, laboratorio, radiología y dos puestos para la recepción y clasificación de los heridos. Se le incorporaron una pista para helicópteros y un helicóptero Puma SA-330 con capacidad de transporte de hasta 8 camillas y un helicóptero Aloute IIl. Para la función asistencial se contaba con 24 médicos y 50 enfermeros.

Despliegue de Sanidad en el continente

El principal punto de evacuación fue la ciudad de Comodoro Rivadavia, situada a 1.000 kilómetros de las Islas, y con acceso por mar y por aire. En esta ciudad se encontraban disponibles para asistir al personal evacuado dos hospitales civiles con una capacidad total de 450 camas. Completaban la cadena de evacuación en la Zona del Interior, el Hospital Militar de Bahía Blanca, el Hospital Naval de Puerto Belgrano y el Hospital Militar de Campo de Mayo.

La evacuacuón desde el frente hasta el hospital de campaña

La cadena de evacuación argentina, en su primer tramo, en el frente, ofreció serias dificultades, debido a:

  • Los heridos debían ser transportados a pie, desde las elevaciones por la dificultad de llegada de vehículos a esos lugares
  • La imposibilidad del uso de vehículos terrestres por la falta de caminos y por la detección de los mismos por las tropas británicas
  • La mayor parte de las bajas fueron nocturnas en virtud de la hora en que se producían las acciones
  • La geografía impuso la instalación de los Puestos de Socorro lejos del frente y cerca del Hospital Militar de Puerto Argentino
  • El difícil empleo de helicópteros, por el escaso número disponible, la falta de visores nocturnos y la pérdida de la superioridad aérea

Todo lo señalado obligó a efectuar el transporte de las camillas a pie, desde el lugar en que caía herido el combatiente hasta el Puesto de Socorro de la Unidad, a veces durante varios kilómetros, transitando un terreno muy dificultoso para la marcha, en las condiciones que hemos enumerado, todo lo cual influyó desfavorablemente sobre los heridos más graves. En el Puesto de Socorro se los reacondicionaba para continuar su viaje en ambulancia hacia el Hospital. Inicialmente este traslado se efectuaba por helicóptero, pero este medio, que demostró ser el más adecuado, cada vez fue más restringido en su empleo debido a la pérdida del techo aéreo.

Hasta el 20 de mayo la evacuación desde la Gran Malvina se efectuó en helicóptero, pero a partir de ese momento quedó interrumpida y librada la atención de los heridos a los medios disponibles en ése lugar. La evacuación de los heridos del combate de Darwin-Goose Green no pudo llevarse a cabo, y todos ellos fueron atendidos por los británicos en el Hospital de Campaña de Bahía Ajax.

El retardo de la evacuación quiebra el concepto de tratamiento rápido de los heridos, concepto que cobró mucha importancia luego que los Centros de Trauma determinaran que la muerte de estos pacientes, según su distribución en el tiempo ofrece tres picos:

Un primer pico dentro de los segundos o minutos de ocurrido el trauma, y que brinda pocas posibilidades de salvar al herido

Un segundo pico, que ocurre dentro de las; primeras dos horas, llamado "período de oro", en el cual las muertes se deben generalmente a hematomas o subduralesextradurales, hemoneumotórax, ruptura del bazo o hígado, fractura de fémur o lesiones múltiples con abundante pérdida sanguínea. Estos heridos son los que realmente se benefician con el tratamiento quirúrgico temprano y especializado, y en estos casos es donde el helicóptero presta su mayor utilidad. La medicina de urgencia ha permitido demostrar el hecho de que el hombre puede perder temporariamente alrededor del 75 % de su volumen sanguíneo, 85 % de la función hepática, 75% de la función renal y 55 %, de la Capacidad respiratoria y se puede llegar a recuperar y sobrevivir siempre que sea tratado rápida y convenientemente. Este "período de oro'' es el que no se pudo aprovechar en Malvinas, debido a las dificultades en la evacuación que fueron señaladas, y que hacían que el herido de primera línea demorara un promedio mayor a las seis horas para acceder al tratamiento quirúrgico. Estas circunstancias también explican el hecho de que los soldados heridos llegaban al Hospital Militar de Puerto Argentino muertos o en condiciones que demostraban que habiendo podido soportar la evacuación, su estado general era aceptable; por lo que la mortalidad en el Hospital entre los heridos fue de sólo dos casos, uno de ellos antes de ser operado.

Por último un tercer pico de mortalidad que se produce luego de varios días o semanas y que se debe a sepsis.

En el futuro habrá que tomar las medidas necesarias para disminuir la mortalidad en el segundo pico.

La evacuación desde el Hospital Militar de PUerto Argentino hacia el continente

La evacuación desde el Hospital de Campaña de la Zona de Combate hacia el territorio continente se realizó por modo aéreo y a través del Buque Hospital ARA "Bahía Paraíso".

La evacuación hacia el continente fue una incógnita constante desde el 1 de mayo, lo que obligaba a realizar el tratamiento quirúrgico en la forma más definitiva posible sin perder la capacidad asistencial del hospital. Hay que mencionar que desde el momento, siempre sorpresivo, que se tenía noticia de la llegada de un avión (burlando el bloqueo) sólo se disponía de cuarenta minutos para sacar los heridos del hospital acomodarlos en las camillas de las ambulancias (cuatro camillas por vehículo, ubicadas en dos niveles), recorrer los ocho kilómetros hasta el aeropuerto y transbordarlos al avión. En algunas oportunidades fue necesario retornar con los heridos porque el avión no aterrizó o debió decolar antes de la llegada de las ambulancias al aeropuerto.

El traslado al continente se hizo por vía aérea, exclusivamente, hasta el 1 de junio. A partir de esta fecha se complementó por vía marítima debido a la disposición de los buques hospitales identificados y denunciados según las normas de la Convención de Ginebra; en realidad la función principal de los buques fue de ambulancia. En éstos, previa nueva clasificación, se realizaron las intervenciones quirúrgicas y curaciones necesarias durante los viajes al continente.

  Nro. Porcent.
Heridos por armas de fuego 361 53.8
Pie de trinchera 173 25.8
Desnutridos 14 2.1
Otras afecciones 123 18.3
TOTAL 671 100

Tabla IV: Total de evacuados desde el Hospital Militar de Puerto Argentino desde su puesta en funcionamiento hasta el 16 de junio.

Desde el Hospital Militar de Puerto Argentino se evacuaron 609 pacientes por avión y 62 a través del Buque Hospital ARA "Bahía Paraíso". En los tres primeros viajes del Buque Hospital "Bahía Paraíso" llevaba los evacuados a Punta Quilla, un puerto cercano a la ciudad de Río Gallegos; y en el cuarto viaje, cuyo regreso se efectuó finalizando el conflicto, lo realizó hacia Puerto Belgrano, Base de la Armada en la que se encuentra un Hospital Naval. Las evacuaciones aéreas se realizaban hacia Comodoro Rivadavia.

La evacuación dentro del territorio continental

En la ciudad de Comodoro Rivadavia se contaba con varios centros asistenciales empeñados en el tratamiento del personal evacuado, el principal de ellos el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia con 350 camas de internación y facilidades quirúrgicas. El personal en condiciones de ser evacuado era transportado desde Comodoro Rivadavia por vía aérea hacia el Hospital Militar de Campo de Mayo. El personal arribado a Punta Quilla era transportado por avión al Hospital Naval Puerto Belgrano.

 

Asistencia Sanitaria Web